Todas las voces, todas las mujeres

Nos volvemos a encontrar en nuestro 33 Encuentro Nacional de Mujeres, este vez en Trelew (Chubut). Vamos por un encuentro masivo y opositor a la política de Macri. Que se escuche la voz de todas las mujeres.

14633151_524756637723744_302434898187360211_o

Basta de hambre, ajuste y entrega

Más de 55 mil mujeres nos venimos a reunir a la ciudad de Trelew, en el Encuentro Nacional de Mujeres más austral de la historia de los Encuentros. Después de 33 años, nadie puede frenar a este movimiento de mujeres que no deja de crecer, sosteniendo los pilares que hicieron posible que lleguemos hasta acá con encuentro plurales, federales, autoconvocados, autofinanciados, federales y democráticos.

Este va a ser un encuentro opositor a la política que viene aplicando el gobierno de Macri de ajuste, de desocupación, de hambre y que agrava la doble opresión que sufrimos las mujeres. Venimos además con la fuerza de la marea verde que nos dejó la lucha por el aborto legal, y para seguir reclamando la Emergencia Nacional Ya en Violencia contra las Mujeres.

Venimos para contar que la realidad que estamos pasando es cada vez más difícil, porque no llegar a fin de mes, no tener un plato de comida para tus hijos, lleva a que las mujeres seamos las últimas en alimentarnos, porque primero están nuestros hijos, nuestras familias. Todo esto va a estar relatado en los talleres que volverán a ser el corazón de los Encuentros.

 

Defender nuestro espacio

Aunque las clases dominantes han querido romper, dividir o cooptar los Encuentros de Mujeres, han fracasado sistemáticamente. Seguimos defendiendo que las mujeres seamos las protagonistas en los talleres, que se reflejen todas las opiniones y  no sólo lo que dice la mayoría.  Necesitamos que continúe este espacio, para que las mujeres puedan participar y porque, como decimos siempre, algo cambia en cada mujer que participa. Volvemos a nuestros lugares con más fuerzas para seguir luchando por cambiar la realidad.

Si bien somos conscientes de los problemas que vamos a tener, por la falta de infraestructura que hizo que muchas se tengan que alojar en ciudades hasta 60 kilómetros, o que los gobiernos no lo declaren de interés con todo lo que implica en el tema viandas, traslados, escuelas, etc.,  las compañeras vienen trabajando desde todo el país, como sabemos hacer las mujeres, para vencer las dificultades y hacer que este Encuentro sea exitoso, porque vamos a defender este espacio, y podamos decir, como hacemos cada año, que “a pesar de todo les hicimos el Encuentro”.

Hasta que sea ley

Era impensable apenas un año atrás creer que este 2018 las mujeres íbamos a dar pasos gigantes. Aunque no ganamos la sanación completa de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, removimos aguas profundas. Avanza la marea y no hay marcha atrás. Las cifras de 500 mil abortos clandestinos por año difundidas por el (ex) Ministerio de Salud de la Nación tomaron cuerpo, nombre, rostros, historias. Por primera vez se puso en la agenda política un tema que venía escondido debajo de la alfombra. Muchas mujeres que nunca habían podido poner en palabras las situaciones que habían sido obligadas a vivir por la clandestinidad del aborto, pudieron romper el silencio y escuchar sus voces replicadas por cientos de miles.

Quedó en evidencia para amplios sectores de la sociedad que la clandestinidad del aborto es un problema de Salud Pública, de Justicia Social – porque las que mueren son las pobres- y de derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo. El gobierno de Macri, con Michetti y Pinedo como punta de lanza en el Senado, es el principal responsable de que el aborto siga siendo clandestino. Además de haberle dado aire a sectores reaccionarios de distintas iglesias que hoy hasta hacen campaña contra la ESI.

Pero la Marea Verde no se frena, vamos a seguir fortaleciendo la Campaña Nacional, redoblando la apuesta y gritando mas fuerte que nunca nuestra consigna “Educación Sexual para Decidir, Anticonceptivos para no abortar, y ABORTO LEGAL para no morir!

 

En la Argentina de Macri…

Las mujeres ganamos casi un 30% menos que los varones y somos las primeras afectadas por la desocupación, aunque ambos ganamos salarios de miseria. Hay lugares en que el desempleo en las mujeres jóvenes llega al 20%. En el trabajo remunerado hay cerca de un 40% que trabajamos sin seguridad social de ningún tipo y 7 de cada 10 mujeres somos pobres. El trabajo domestico no remunerado esta en un 76% en nuestras manos. La reforma previsional aprobada en diciembre de 2017 impacta principalmente a nuestro género, porque somos el 62% de las personas que se jubilan y administramos el 98% de las asignaciones Universales por Hijo.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s